children and teacher

Aparición de epilepsia en la infancia

Cuando ocurre un primer ataque en la infancia, especialmente cuando ocurre después de haber sido inmunizado o vacunado, es fácil suponer que sea una reacción a la vacuna. Según los profesionales de la Fundación para la Epilepsia, no hay evidencia científica de que la inmunización contra la difteria, la tosferina y el tétanos (DPT por sus siglas en inglés) sea causa de epilepsia o daño cerebral. Los niños frecuentemente desarrollan fiebre después de recibir su vacuna del DPT y algunas veces estos niños tendrán una convulsión febril breve, que usualmente no es grave.

La infección de tosferina implica un alto riesgo de serias complicaciones, incluso la muerte. Esta trágica complicación está ocurriendo con más frecuencia en los países que han interrumpido los programas obligatorios de vacunaciones. Por esta razón, los consejeros científicos de la Fundación para la Epilepsia creen que los programas de inmunizaciones en los Estados Unidos son benéficos y deben continuarse.

Bajo circunstancias normales, la combinación de la vacuna contra la difteria, la tosferina y el tétanos es recomendada como la forma preferible de inmunización. En presencia de una epilepsia incontrolada, sin embargo, hay un riesgo de incrementar los efectos adversos cuando se incluye la vacuna de la tosferina. Para prevenir estos posibles efectos secundarios, se ha desarrollado una vacuna que combina difteria/tétanos (DT) y no incluye el componente para la tosferina. El médico de una persona con epilepsia puede recomendar que el paciente reciba solamente la vacuna DT.

La mayoría de los niños con epilepsia deberán recibir la vacuna contra las enfermedades propias de la infancia. Inmunizar o no a un niño que tiene epilepsia en particular debe ser determinado por su médico, basándose en las condiciones individuales.

Esta información se ofrece como un servicio de la Fundación para la Epilepsia. El conocimiento médico cambia rápidamente, por eso usted debe consultar con su médico para obtener información más reciente o detallada. Esta información no constituye una evaluación médica. No cambie su medicación basándose en esta información sin obtener una evaluación médica acerca de sus circunstancias personales.

Efectos de la epilepsia sobre el aprendizaje y la memoria.

Los niños con epilepsia presentan una mayor cantidad de problemas de aprendizaje que los otros niños. Frecuentes pero breves períodos de ausencia, le impiden al niño captar la información necesaria. Otros tipos de epilepsia pueden dejar al niño tan cansado que le impiden completar sus tareas escolares. Los medicamentos para la epilepsia pueden también afectar el aprendizaje. En los niños que presentan otras incapacidades, las dificultades de aprendizaje son mayores.

Un niño que presenta un bajo rendimiento escolar debe ser sometido a una evaluación apropiada en su escuela. Después de la evaluación, el personal de la escuela junto con los padres desarrollarán un plan de asistencia especial para que el niño reciba la ayuda necesaria en servicios o educación especial (un IEP – Individualized Education Program / Programa de Educación Individualizado). Los padres también deberán trabajar con el médico del niño para asegurar que se minimicen tanto las crisis convulsivas como los efectos secundarios del medicamento.

La pérdida de la memoria a cualquier edad puede ser causada por una variedad de problemas incluso ansiedad, depresión, efectos secundarios de los medicamentos, el proceso de envejecimiento y la propia enfermedad. Los medicamentos pueden afectar los procesos mentales, incluida la memoria o la concentración. Estos problemas ocurren mayormente cuando el nivel terapéutico de la medicina es demasiado elevado. La persona que tiene ataques generalmente no recuerda el ataque en sí; pero esto no constituye una perdida adicional de la memoria.

Los problemas relacionados con el aprendizaje y la memoria pueden ser una fuente de frustración para las personas con epilepsia. La condición de la epilepsia de por sí puede afectar la memoria, sobre todo si está ubicado en el lóbulo temporal, una parte específica del cerebro. Si los medicamentos anticonvulsivos contribuyen con los problemas de memoria o de aprendizaje, es posible que el médico cambie el régimen.

Una persona con problemas de memoria puede ayudarse a sí misma a recordar tomando medidas sencillas, como tomar notas o hacer listas para recordar cosas importantes. Mantener una rutina diaria con poca variación también ayuda a evitar fallas de la memoria. Si estos problemas aumentan, o sí interfieren con la vida cotidiana, consulte a su médico.

¿Sabía qué?

Mito

La epilepsia es contagiosa.

Realidad

No puedes contagiarte o contagiar a alguien de epilepsia.